top of page
  • Foto del escritor Fernanda Zaldumbide

Vender, ¿yo?

Eso me pregunté mil veces antes de incursionar en este impresionante mundo comercial. Al formarme como periodista y estar siempre cerca de la rigurosidad de la información, jamás imaginé que me sería útil aprender técnicas de venta y mucho menos que luego amaría el reto que supone conseguir muchos SÍ de los clientes.


Años atrás yo era una de las tantas personas que rechazaba la idea de vender y que incluso sentía que un vendedor era quien quería llevarse mi dinero o quitarme mi valioso tiempo.

Mi mente estaba llena de paradigmas tradicionales y, debo confesarlo, jamás estaba en mis planes la idea de ser vendedora.


Afortunadamente, todo esto cambió para mí. Y ahora añoro ser una súper excelente e híper creativa vendedora de todos mis productos y servicios. No recuerdo cómo, pero sí lo que sentí cuando descubrí que las ventas son parte de mi esencia. Y es que siempre estamos vendiendo algo: nuestras ideas, nuestras propuestas, nuestros acuerdos, nuestra forma de ver el mundo. En mi caso, las ventas empiezan en mi propio hogar cuando intento que mis niños adquieran un nuevo hábito o cuando llego a un acuerdo con mi esposo. Todos vendemos lo que somos frente a la gente y vendemos nuestra pasión en cualquier trabajo que realizamos.


Vender para mí significa ayuDAR… Ofrecer lo mejor que tenemos a quienes nos rodean y hacerlo con mucho amor y entrega verdadera. Vender es darnos por completo a nuestros propios objetivos. Es también enfrentar nuestras más feroces inseguridades y miedos porque en el fondo el viejo paradigma del vendedor molestoso aún tiene un pequeño espacio en el inconsciente colectivo.


Y dicho todo esto, quiero compartirte que ser vendedora o vendedor es algo que se perfecciona con el pasar de los segundos y con el enfrentamiento de cada “No” o de cada aparente rechazo de un prospecto. A mí me costó mucho entender que en cada venta fallida se esconde una valiosísima oportunidad de mejorar mi forma de llegar a la gente, de fortalecer mi discurso, mis presentaciones o sencillamente mi forma de proyectarme con más fuerza ante los demás.


Al igual que todo, las ventas requieren entrenamiento constante y esa alta dosis de adrenalina que significa arriesgarse por completo y darlo absolutamente todo.


Ahora quiero resumirte los 10 puntos más importantes que son mi reto diario para conquistar muchísimos SI de todos los clientes (familia, trabajo, amigos):


1. CREER en mí con todas mis fuerzas: en mi historia, sueños, objetivos, logros y todo lo que estoy dispuesta a entregar.


2. CREAR una SOLUCIÓN sencilla, ágil, potente para ayudar a que mis clientes resuelvan cualquier problema o consigan sus propios objetivos.


3. MIRAR a mi CLIENTE como un amigo y hacer todo para que nuestra relación sea larga y duradera.


4. PROYECTAR los BENEFICIOS que ofrezco conectando emociones con soluciones.


5. RETARME cada día a APRENDER todas las técnicas que están detrás del fascinante proceso de la venta.


6. DAR más de lo que mi cliente/amigo espera de mí. ¿Quién no se enamora de esto?


7. COBRAR BIEN con la seguridad de que mi trabajo el de mi equipo valen mucho.


8. DESCUBRIR que en cada nueva venta tengo la oportunidad de conquistar a un ser humano.


9. SER yo misma lo que quiero vender. SER mi propio mensaje para que mi vida, trabajo y quien soy sean mi carta de presentación y tengan coherencia.


10. FORTALECERME con cada venta fallida o aparente rechazo y aprender cómo volverme invencible la siguiente vez… Tal cual lo hacen los luchadores de la UFC con los golpes que reciben antes de conquistar grandes triunfos.


Y algo más....


MOSTRARME MUY HUMANA y dispuesta a aprender permanentemente. Esto me conecta con otros seres humanos que se sienten identificados y gracias a ello se genera la confianza necesaria para que ocurra la venta.



Gracias por leerme, te invito a continuar esta aventura de ser súper vendedores junto a nosotros. En Farola amamos la mejora continua que hace que nuestro trabajo sea muy auténtico y logre esas conexiones verdaderas que anhelamos en cualquier producto de comunicación.


Si tienes alguna duda o te gustaría que te cuente más sobre cómo unimos ventas y comunicación, ¡Contáctame! +593 998427047


Con cariño, Fernanda







12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
bottom of page